Realidad virtual, realidad aumentada: ¿cuáles son las diferencias?

Realidad aumentada - Realidad virtual - Filtrador

Introducción

Desde los años 90, ha aparecido una nueva tecnología: la realidad aumentada y la realidad virtual. Ambos tienen el principio de sumergir al usuario en una experiencia de inmersión. Sin embargo, hay muchas diferencias entre ellos, lo que hace que sean dos conceptos que no deben confundirse.

Por ello, Filtermaker le ofrece los elementos clave para entender estas distinciones.

Contenido

Realidad aumentada y realidad virtual: sus especificidades que las diferencian

Realidad virtual: inmersión en otro mundo

Por definición, la realidad virtual, también conocida como RV, sitúa al usuario en otro lugar completamente distinto. En otras palabras, este sistema oscurecerá por completo el entorno en el que se encuentra el usuario gracias a unos auriculares diseñados para la realidad virtual. El resultado es que el usuario está completamente inmerso en los contenidos digitales y, por tanto, aislado del mundo real. 

Para poder beneficiarse de esta inmersión, muchos fabricantes del mercado ofrecen herramientas adaptadas: los auriculares para PC, los llamados auriculares "autónomos" y los auriculares "todo en uno" para smartphone.

Realidad aumentada: la superposición de elementos digitales

La realidad aumentada se refiere a la superposición de contenidos digitales en el mundo real, como objetos o información virtual.

Esto se debe a que el lugar en el que se encuentra el usuario está cubierto por una capa de contenido digital, de modo que los elementos pueden adaptarse a su entorno. Sin embargo, a diferencia de la realidad virtual, el usuario no está aislado de su entorno y no interactúa con el mundo real.

Para utilizar la realidad aumentada, basta con una simple pantalla y una aplicación específica con capacidades de realidad aumentada.

Las posibilidades de las aplicaciones de realidad aumentada son casi infinitas y pueden aplicarse a muchos usos cotidianos que pueden cambiar la vida de los usuarios. Recientemente, IKEA, decidió utilizar esta tecnología ofreciendo a sus clientes la posibilidad de ver sus productos en casa a través de su aplicación. Se trata de una oportunidad para que sus consumidores descubran un modelo 3D de uno de los productos de la marca en su casa.

La realidad aumentada también se puede utilizar en las redes sociales, a través de los filtros de instagram que incluyen elementos en 3D y se personifican según tus deseos. Esto es lo que ofrecemos en Filtermaker. Si está interesado, le invitamos a ponerse en contacto con uno de nuestros expertos. 

El mercado de la RA y la RV en los próximos años:

Conceptos que fomentan la innovación y la inversión

En cuanto al negocio que surge de esta tecnología, hay que decir que el mercado es más que prometedor. Tanto en términos de innovación como de inversión.

Cada vez son más los proyectos, las start-ups y los fabricantes que buscan productos relacionados con la realidad virtual. Entre ellos, encontramos a los gigantes del sector como Facebook, Google, Windows que están trabajando en prototipos de auriculares (Oculus para Facebook, Daydream para Google...).  

Por otro lado, son las nuevas empresas del sector las que atraen cada vez más a los inversores.

Un mercado en constante crecimiento

Muchos estudios también muestran que la realidad aumentada y la realidad virtual están siendo adoptadas por muchos minoristas y son áreas en crecimiento en el mercado. 

En pocas cifras, según Lumus Viso, "el mercado de la realidad virtual y aumentada podría alcanzar más de 108.000 millones de dólares (83.000 millones de dólares para la RA y 25.000 millones de dólares para la RV) en 2021, lo que representa un aumento anual de 58%". Esta diferencia se explica por el hecho de que la realidad aumentada es más fácilmente accesible a través del smartphone y, por tanto, podrá llegar a un mayor número de usuarios. 

 No hay duda de que las tecnologías de RV y RA crecerán exponencialmente en los próximos años.

Conclusión:

Como puede ver, la diferencia entre las dos tecnologías es bastante pequeña pero identificable gracias a sus características específicas. 

Así, la realidad aumentada muestra la información en el campo de visión del usuario, gracias a las aplicaciones que utilizan la cámara del smartphone. 

En cambio, la realidad virtual sumerge al usuario en otro mundo, ya que el campo de visión queda completamente cubierto y las pantallas de los auriculares se encargan de representar un entorno.